En ocasiones nos damos cuenta de que nuestro cuerpo nos pide a gritos un break a la mala alimentación que llevamos, pero ¿Cómo podemos dar el primer paso a una vida saludable?

En este pequeño artículo te enumeraremos algunas de las cosas que puedes comenzar a hacer si quieres mejorar tus hábitos alimenticios.

  • El primer consejo que te doy es fijar horarios de alimentación, se recomienda comer cada 3- 4 horas. Recuerda que tienes que hacer mínimo 5 comidas al día, en donde 3 debes ser comidas fuertes y dos deben ser colaciones. Esto nos ayudará a activar el metabolismo y a que se haga un hábito posteriormente.  Recuerdas no salir de tu casa sin haber comido algo o con un lunch práctico para comerlo llegando al trabajo, el desayuno es de las comidas más importantes, no te lo saltes.

  • El segundo consejo es medir la cantidad de comida que te sirves día a día, para medir de manera rápida las porciones y lo podemos hacer con las manos. De esta manera podemos tener un control de las porciones de los diferentes grupos de alimentos, como se muestra en la siguiente imagen. 
  • El tercer consejo es que disminuyas el consumo de alimentos azucarados y de confitería como pasteles, galletas, empanadas, muffins, dulces etc.  Si evitamos estos alimentos podremos notar incluso un cambio en nuestro peso y al mismo tiempo estaremos previniendo muchas enfermedades como diabetes, hipertensión, obesidad, etc.
  • El cuarto consejo es que tomes suficiente agua, recuerda que nuestros riñones la necesitan para poder filtrar adecuadamente, al igual que nuestra piel nos lo agradecerá mucho, se verá más hidratada y joven. Lo recomendado es de 2 a 2.5 litros al día.

  • Un buen tip es cargar siempre con nuestro bote o termo retornable, para poder beber agua en el momento que sea y estarlo llenando cada vez que salgamos de casa. Si no te agrada el sabor del agua natural te recomiendo ponerle unas rebanadas de pepino o limón para que sepa un poco diferente y te sea más fácil tomarla.
  • Él ultimó, pero no menos importante consejo es mantener nuestro sistema digestivo funcionando óptimamente para aprovechar al máximo los nutrientes de la dieta, consumiendo probióticos (bacterias contenidas en alimentos como yogur que nos ayudan a mantener estable nuestra flora intestinal) y prebióticos (alimentos que estimulan el crecimiento de los probióticos como miel), con la finalidad de tener una flora saludable y no padecer de estreñimiento.

¿Necesitas ayuda?

Ponte en contacto con nuestro equipo por teléfono al (442) 193 8848